Su definición puede ser diferente con el paso de los años. La misma palabra “contemporáneo” nos lo indica, ya que nos traslada directamente a una sensación de actualidad, de presente.

Adaptado constantemente a la estética de cada etapa, es considerado como una evolución del estilo tradicional sin llegar al extremo del vanguardista. Podría definirse como un moderno más cálido, que en algunas ocasiones elude al minimalismo y al clasicismo, y que, en otras, emplea algún elemento característico de estos estilos para darle un toque diferenciador al espacio trabajado.

Las claves del estilo contemporáneo

Aunque no existen reglas prescritas, el estilo contemporáneo está identificado por el uso de una decoración que aporte luminosidad, frescura y amplitud. Se define por la sutilidad, simplicidad y sofisticación en sus colores, texturas y líneas, por lo que debe trabajarse bajo una base lineal que ayude a poner en orden cada elemento.

Descubre a continuación mucho más sobre las claves del estilo contemporáneo:

  • Céntrate en las formas

En los muebles, se utilizan las líneas rectas, continuas y limpias, unido a decoración con formas abstractas. Se busca la inclusión de piezas únicas, que nos identifiquen y proporcionen la identidad y estilo particular del propietario.

Una de las claves esenciales es el uso de piezas elaboradas con diferentes materiales, eludiendo los conjuntos y evitando así los ambientes recargados y poco funcionales.

  • Tejidos cálidos y suaves

Se busca la combinación de terciopelo, loneta y lana. Elementos esenciales son las alfombras, lámparas y cortinas que aporten una sensación de calidez y confort en cada estancia.

  • Combinaciones y contrastes de colores

El color es uno de los elementos más importantes cuando trabajamos interiores. En el estilo contemporáneo se busca el contraste, por lo que los colores que predominan son tanto los claros como los oscuros.

Los negros, blancos, marrones y la gama de grises se emplean en contraste con tonos de color más vivo, buscando una monocromía que ayude a romper la uniformidad, y buscando las combinaciones más inusuales.

  • Deja que entre la luz

Caracterizado por buscar una gran luminosidad de manera natural, se emplean grandes ventanales o muros cortina que posibiliten la entrada de luz de manera abundante. En caso de preferir y necesitar iluminación artificial, se buscan líneas rectas y acabados metalizados como el plateado, el bronce, el dorado y el cromo.

  • Mezcla de materiales

Nos alejamos de la estética del minimalismo y nos trasladamos a la mezcla de materiales. Elegancia, amplitud y orden, el estilo contemporáneo añade calidez con el uso de elementos y combinaciones de piedra, metal, textiles y madera. La unión de diferentes materiales aportará la riqueza visual deseada.

  • Pon un ojo en el clasicismo

La combinación de elementos modernos con clásicos ayuda a potenciar y amplificar las posibilidades de un espacio. La fusión en el estilo contemporáneo es casi necesaria, por lo que incluir una pieza de mobiliario tradicional, añadir zócalos o molduras del estilo clásico, le darán a un espacio moderno un aire vintage.

Pocos estilos pueden definirse como la fusión de diferentes estéticas como ocurre con el contemporáneo. Si quieres que tu hogar abarque las tendencias más actuales, desde BLR Interiorismo, empresa de interiorismo en Madrid, conseguiremos un proyecto a tu medida.

Puedes llamarnos al 914 35 71 65 o escribirnos en nuestro formulario de contacto. Permite que hagamos realidad todos tus proyectos.

Deja tu comentario